Un canto de amor

Era carmín en mis labios y el negro de la noche puesto en mis ojos.
La hora anhelada y la hondura en mi pecho.
El ensueño en los sueños y mi nerviosa mano constante sobre mi cabello.
Era mi pecho henchido de goce y el plenilunio que a mi alma embelesaba.
El viento en mi desnuda piel; la ráfaga fresca del verano.
La dulzura embriagante del pulque y el dulce que de sus labios bebía… ¡a cantaros lo pedía!
Era el rayo que a los cielos parte cuando fatal sobre mi monte caía.
El sol en su cenit y aún aquel vacilante punto en el firmamento.
El rumor de la noche cuando insistente su nombre decía.
Era un canto de amor a la vida…

Para quien, sin falta, ninguna noche he dejado de pensar y aún ningún día he podido abandonar pues la vida “era él a toda hora y en todas partes, como sólo Dios tenía el poder y derecho de serlo”.

a30ced70c203b81cb869f5a49d67af73  79526b9b4f96ebe25ab677f5c5137eb2

Anuncios

Mis horas muertas y mi bienvenida al blog

A todos, esta es mi primera entrada no sólo en el blog sino al mundo de los blogger, ¡ay nervios!

Por ser una ocasión tan jodidamente especial —coff, coff— les compartiré una pequeña lista que he intentado tachonar en las que prentendían ser horas muertas.

1. La Tesis (¡¿era necesario anotarla?!).
2. Pulmones libres de humo.
3. Armar el huerto. (¿Un par de jitomates cuentan?).
4. 2×7 sin redes sociales.
5. Diario de sueños.
6. Escribir un guión y…
7. ¡Filmar mi primer largometraje!
8. Sudoku (No debí anotarlo, es adictivo).
9. Finde para recorrer la Mixteca Poblana.
10. Sax. Sax. Sex.
11. Danza regional.
12. Sacar el lado artístico (¡Dibujando mapas!).
13. Ser zurda (qué cosa tan complicada).
14. Cine de arte. (Ya soy amante del cine mexicano).
15. Darse al inglish.
16. Leer.
17. Caligrafía ¡uh la la!

La lista continua con proyectos a largo plazo… pero sólo dejaré los que me endulzan el corazón.

18. Trabajar en el sudeste mexicano.
19. Viajar al sur del país, al sur del continente.
20. Enamorarme otra vez.

De este revoltijo de temas, y de todo lo que me sacuda en estos días, estaré escribiendo. Por cierto, me encantaría leerlos. ¡Hasta pronto!